Diatriba #1. Contra el escritor sistemático.

El escritor sistemático necesita releerse de forma obsesiva, rememorarse en cada palabra, luchar contra el olvido, extirpar de sí la contradicción, gangrena de su sistema. Así, en este proceso, el principio generador del pensamiento, el azar, se corrompe en una metamorfosis áurea y aparece la pretensión vana de perseguir un ideal. Como un funcionario de orden público, el escritor sistemático intentará reducir el azar con las armas de la estadística y asegurar la próxima jugada como si el fin del juego fuese la victoria, la conquista de la verdad, sin advertir que ese pensamiento sistemático no es más que la ocurrencia llevada a la extenuación.

Para E. M. Cioran, in memoriam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s